Superalimento: Mira cómo puedes salvar tu vida consumiendo cáscara de huevo dos veces por semana

Aunque lo normal es desechar la cáscara de este alimento, su composición rica en proteína, colágeno y un 95% de calcio lo convierte en un alimento con potentes efectos para mejorar las articulaciones, fortalecer los huesos y aliviar dolencias como la osteoporosis.

Actualmente son muchos los usos que posee este alimento, desde la industria alimenticia y de suplementos, pasando por las empresas de cosméticos hasta llegar al sector farmacéutico. Algunos de sus principales usos comprobados son: 

Cáscaras de huevo

Mejorar el sabor del café: Hervir café con cáscara de huevo mejora el sabor debido a que ayuda a reducir la amargura. 

Fortalecer las uñas: Agrega cáscara de huevo pulverizada en el esmalte de uña de tu preferencia y pintas tus uñas con él. Este remedio es ideal para personas con uñas débiles o que presentan problemas de crecimiento.

Reducir arrugas: Prepara pequeños cubos de hielo elaborado con agua y cáscara de huevo pulverizada, y luego pasalos por tu rostro para reducir las líneas de expresión. 

Mascarilla nutritiva: Agrega una cucharadita de cáscara pulverizada a una clara de huevo, mezcla y aplica sobre tu rostro, luego espera a que seque y remuevelo con abundante agua tibia.

Mejora la salud de los huesos: Gracias a las enormes cantidades de calcio que posee la cáscara de huevo, puedes añadirlas a tus ensaladas, sopas, comidas, entre otras preparaciones.       

Vendaje: Para tratar heridas podemos usar la membrana interna de la cáscara de huevo, es como una tela semitransparente que es ideal para curar arañazos y cortes superficiales, solo tienes que aplicarlas sobre la herida. 

Cáscara de huevo

De forma general la cáscara de huevo puede utilizarse para mejorar los siguientes aspectos: Mejorar la flexibilidad articular, prevenir el desgaste articular producto del paso de los años, en artritis y osteoartritis, mejora la calidad del cartílago, evita la pérdida de masa muscular que ocasiona la edad.

Ayuda a regenerar tejidos conectivos como los ligamentos, mejora problemas de piel, uñas o pelo gracias a la queratina y los aminoácidos que contiene. A nivel cutáneo, mejora la hidratación y la firmeza de la piel, además disminuye las arrugas al aumentar la elasticidad de la piel y contribuye a combatir los radicales libres.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias