Secretos de la abuela: conoce qué es el mal de ojo y cómo se cura

Desde siempre, hemos escuchado sobre el "Mal de Ojo". Si nos sentimos cansados y debilitados, se debe a que alguien nos echó una "mala mirada". ¿De dónde surge esta creencia? ¿Cómo se cura? Conoce todo lo que decía la abuela acerca del mal de ojo.

El mal de ojo aprovecha el poder de la mirada para dañar al otro, sea por envidia o incluso por cariño. La persona afectada se siente debilitada y cansada. Muchos consideran que es una creencia supersticiosa y otros una enfermedad, ¿pero de dónde surge realmente este concepto?

La creencia surgió en Medio Oriente y después se propagó hacia todo el mundo. Las deidades eran vistas como los seres capaces de producir mal de ojo. Mientras que en Iberoamérica se considera una “enfermedad folk” o cultural, en Europa y Medio Oriente se cree que es “un poder para dañar.

Aprende todo sobre el mal de ojo y su cura.

Los “ojeadores” no solo pueden ser personas, también animales, deidades y hasta objetos, destacan los antropólogos.Como decíamos anteriormente, los sentimientos de amor y cariño hacen que sea susceptible “ojear” y “ser ojeado”, con el deseo de encontrarse con la persona amada. Este mal de ojo sucede a través del pensamiento, aunque sea considerado como “involuntario”. 

Ahora, para curar el mal de ojo, hay 5 remedios caseros y muy sencillos, esos trucos que la abuela nos enseñó y que hasta el día de hoy, cuando los implementamos, no le creíamos.

Cómo revertir el mal de ojo según "los secretos de la abuela".
  1. Agua bendita: se puede buscar en alguna iglesia. No importa tanto ser creyente como creer en la energía positiva. Hay que tomar unos traguitos o bañarse, según el grado de mala suerte.
  2. Ponerle clavos a un limón.
  3. Darse baños con sal marina: la sal tiene la propiedad de eliminar la malasuerte y atraer la buena. Pon un poco de esa sal en un jarrito con agua tibia, así se diluye, y después se lo tiran antes de salir de la ducha.
  4. Pasar un huevo sobre la cara: si pasás un huevo crudo sobre tu cara, cuando andas de mala racha, la situación se revierte. 
  5. Muñeco "no maldito": con insistencia, hablan de la necesidad de "sacar" la mala onda y ponerla en un pequeño ejemplar de uno mismo. Se puede armar un muñeco con tela, en este caso se puede atacarlo a piñas, o la versión más fácil es dibujar en papel, para luego quemarlo. 

Más Noticias