¿Te gusta el agua fría? Conoce todos los daños que puede ocasionar en tu organismo

Cuando la mayoría de personas tiene sed luego de una larga caminata o una sesión de ejercicio o sólo producto de la fatiga por la inherente necesidad biológica de hidratación, suelen desear un vaso de agua fría, en especial en verano. Sin embargo, te sorprenderás lo perjudicial que puede ser esta práctica para tu salud. 

Beber un vaso con agua fría descompensa al organismo que luego debe trabajar más para regular la temperatura del cuerpo, este acto es aún más preocupante si se realiza después o durante la comida. 

¿Qué sucede en nuestro organismo cuando ingerimos agua fría? Nuestro cuerpo tiene una temperatura constante de 37 grados, cuando ingerimos algún líquido frío se produce una contracción de los vasos sanguíneos, haciendo que el cuerpo pase de extraer los nutrientes del alimento a regular la temperatura corporal

Consecuencias de beber agua fría

Además, tomar agua fría después de la comida tiene otros efectos, entre ellos está aumentar la mucosidad lo que repercute en una disminución de la capacidad inmunológica. Esto provoca que sea más fácil contraer un resfriado o dolor de garganta.

Pero no es todo, la disminución de la temperatura manda unas señales al sistema nervioso que informan al cerebro de la pérdida de temperatura y en algunas personas esto ocasiona dolores de cabeza y migrañas

Estreñimiento

Y para finalizar, beber agua fría según señalan los expertos dificulta la digestión. La causa es que solidifica las grasas que ingerimos, que terminan adheridas a las paredes de los intestinos y en consecuencia causa estreñimiento.

Nota: Las recomendaciones de los profesionales de la salud, es siempre que sea posible ingerir agua a temperatura ambiente, o tibia para obtener los efectos contrarios del agua fría.

Más Noticias