¿Mal olor en los pies? Mira cómo hacer un talco casero 100% natural ¡Libre de sustancias tóxicas!

Cumplen con la definida función de absorber la transpiración, así como también desodorizar para mantener una piel fresca y seca.

En el mundo de los cosméticos hay una gran variedad de productos para regular la transpiración que suelen traer más problemas que soluciones para nuestra piel, determinar cual es el adecuado depende de la acidez y el nivel de PH de cada individuo. Es por ello que resulta conveniente que aprendas cómo realizar una fórmula ideal para tus pies.

Como muestra de respeto hacia nuestro cuerpo, es ideal para una persona con buena higiene, mantener la salud de los pies, además de consentir y hacer que tengan un aroma agradable. Sin embargo, su principal función es ayudarnos a evitar los hongos a largo plazo.

Alcanfor y aceite esencial

Para elaborar un talco casero por cuenta propia, requieres pocos ingredientes:

Almidón de maíz

Como primer paso y con ayuda de un mortero, tritura la pastilla completa de alcanfor armado de paciencia para moler bien cada uno de los pequeños pedazos que se desprendan. Agrega al alcanfor pulverizado la medida de una cucharada grande de almidón de maíz para mezclar durante unos minutos.

Para continuar la preparación de este paso a paso para un talco casero, olorizas con unas gotas de aceite esencial que varían de 10 a 15, según la cantidad de almidón añadida y que a su vez combine con el aroma del alcanfor para que sea del agrado de tu olfato. Una vez lista, envasa y espera 24 horas, de modo que se impregne antes de darle su primer uso. Recuerda, ¡no sólo sirve para los pies!

Más Noticias