¿Cómo abrir un coco en casa y no morir en el intento? ¡2 trucos fáciles para principiantes!

Si quieres comenzar a disfrutar de todos los beneficios del coco natural en tu casa, no temas, cómpralos con confianza y aquí aprenderás cómo abrirlos sin desperdiciar ni el agua ni la pulpa.

El coco es básicamente una nuez gigante.  Tiene muchísimas propiedades beneficiosas para la salud, como ciertas grasas monosaturadas, que contribuyen con la buena salud del sistema cardiovascular. 

El agua del coco, también es súper sana: No sólo hidrata, sino que aporta electrolitos al cuerpo, ayudando a que el proceso de rehidratación sea más rápido. También es un excelente laxante natural, si tienes problemas de estreñimiento crónicos. 

Truco #1: 

Con la ayuda de un saca corchos, abre los "ojos" del coco.  Estos son tres pequeños puntos que tiene el coco en uno de los extremos.

Luego voltea el coco sobre un vaso para que extraigas toda el agua. Si ves que no sale suficiente, perfora otro de los ojos del coco para acelerar su vaciado. 

Una vez seco por dentro, tómalo en un mano y con la otra golpéalo en el centro, verás cómo se va agrietando poco a poco hasta que finalmente se parte en dos, como aparece en el vídeo. 

 Truco #2: 

Igual que en el caso anterior, deberás extraer toda el agua del coco antes.  Así que, puedes ir golpeando el coco con un cuchillo cocinero por el centro y sobre un recipiente ancho que reciba toda el agua que drenará. 

Luego puedes meter el coco en una bolsa plástica, y si vives en una casa puedes aventarlo contra el suelo, si no, puedes golpearlo con un martillo u otro objeto contundente hasta que se parta de forma segura.

Más Noticias