Combate el sobrepeso y el envejecimiento con nutritivo té de jengibre, miel y canela

Los beneficios de un té tan sencillo y rico como el de jengibre, miel y canela son sorprendentes. Desde rejuvenecer la piel hasta eliminar los "kilitos" de más, esta infusión será tu nuevo aliada si lo tomas durante algunas semanas. Mira cómo prepararlo.

La combinación de beneficios de tres excelentes alimentos medicinales, como el jengibre, la canela y la miel, es explosiva y hará maravillas con tu salud. Además, tienen un sabor delicioso y es súper fácil de preparar en té.

Si tomamos esta infusión cada día durante, al menos, dos semanas, conseguiremos los siguientes resultados:

Jengibre, miel y canela, tres súper alimentos en un solo té.

El jengibre es una planta medicinal que se usa y consume desde la antigüedad en Oriente. Tiene un sabor muy peculiar, ligeramente dulce, refrescante y picante. Sus propiedades más destacadas son las digestivas, circulatorias y respiratorias, a la vez que nos permite estimular el organismo de manera natural y acelerar el metabolismo.

Por otro lado, la canela es una especia con propiedades estimulantes y un delicioso sabor que, además de ser un estimulante y digestivo natural igual que el jengibre, tiene la sorprendente propiedad de regular los niveles de azúcar en sangre.

Prepara un nutritivo té de canela, miel y jengibre.

Por último, la miel es un delicioso alimento natural, altamente nutritivo y medicinal, y destaca por ser un efectivo antibiótico sin efectos secundarios. Recuerda que tiene que ser orgánica, lo cual nos garantiza que se ha procesado de manera natural sin añadirle ninguna sustancia.

A la hora de preparar el té de estos tres alimentos, necesitarás: 1 litro y medio de agua, 50 gramos de jengibre fresco cortado en rodajas finas, una ramita de canela y miel. Calentaremos el agua y, cuando hierva, añadiremos el jengibre y la canela y dejaremos que se realice la decocción durante 15 minutos. A continuación, la dejaremos enfriar un poco, la colaremos y la endulzaremos con una cucharada sopera de miel de abeja.

Tomarás 2 vasos de ayunas, a temperatura caliente; 1 vaso a media mañana, tibio o caliente; y 1 vaso a media tarde, tibio o caliente. Es muy importante tomar esta infusión fuera de las comidas para asimilar mejor sus propiedades. 

En los días más calurosos, podemos añadir hielo a esta infusión de jengibre, miel y canela e, incluso, unas hojas de menta fresca y ralladura de naranja o de limón ecológicos. En cuestión de semanas, notarás un cuerpo más ligero, fresco y saludable. ¡Inténtalo!

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias