Casa limpia: 3 usos del suavizante de telas para la limpieza del hogar

Hasta ahora, muchos de nosotros creíamos que el suavizante de telas era simplemente eso, pero tienes que saber los trucos de limpieza que puedes lograr con el uso del suavizante.

Si eres de los que pensaba como nosotros, que el suavizante de telas sólo tenía un uso, pues este artículo es para ti. 

Desde la limpieza de vidrios y ventanas sin uso de jabón o productos químicos, hasta aromatizante de telas, el suavizante se ha convertido en una valiosa herramienta para mantener tu casa limpia. 

Aquí te revelamos tres trucos de limpieza con el uso del suavizante que te facilitarán la vida.

Para vidrios, ventanas y vasos

Aunque no lo parezca, el suavizante de telas funciona muy pero muy bien para limpiar todo tipo de superficies cristalinas como mesas o ventanas.  Sólo tienes que disolver una cucharada en medio litro de agua y listo.  Tendras ventanas y mesas limpias por mucho más tiempo.

Para dejar limpio y oloroso el baño 

Si quieres que tu baño quede limpio, y las baldosas se vean relucientes y brillantes, además de que huela rico por más tiempo, agrega 1/4 de taza de suavizante y 3/4 de partes de alcohol.  Sirve para limpiar los azulejos e incluso las mamparas.

Suelos limpios y no resbaladizos

Si te quedaste sin tu acostumbrado producto para fregar tus pisos, puedes usar en su reemplazo el suavizante.  Diluye en un balde con agua tibia una medida de tu suavizante preferido y pásalo por tus pisos. ¿El resultado? Suelos brillantes, olorosos y para nada resbalizadizos.

¡Cuéntanos! ¿Conoces algún otro truco de limpieza con suavizante de telas?

Más Noticias