Alta cocina asiática: Bizcocho taiwanés super blando y esponjoso ¡No has probado nada igual!

En el siglo XVI los portugueses llegan a Japón y con ellos traen a occidente el castella. Es un bizcocho hecho con productos naturales y súper blando y esponjoso

Su nombre proviene del portugués Pão de castela que significa “pan de castilla”. Con los años su sabor se fue modificando para ser adaptado a los paladares japoneses.

El castella se elabora con productos 100% naturales, cuenta con un sabor simple que lo vuelve el favorito de muchos japoneses. ¿Cuántas veces tú no has querido hacer para esas meriendas en fines de semana, un bizcocho que sea tan esponjoso como un colchón?

Bizcocho taiwanés

Hoy te traemos la receta de ese fabuloso pastel que con su sabor cautiva a cualquier paladar y lo blando que es lo convierte en el delirio de los amantes de lo simple pero sabroso. 

Ingredientes para el castella:

Procedimiento: Tienes que separar las claras de las yemas. En una olla pones la leche junto con la mantequilla, calienta hasta que se diluya la mantequilla. En un bowl unir la harina con el polvo para hornear, la vainilla.

Agrega la leche con mantequilla caliente y mezcla bien, añade las yemas y unifica todo hasta conseguir una consistencia homogénea. Luego tienes que batir las claras junto con la azúcar, logrando un merengue esponjoso y suave, que no te quede tan montado.

Juntar la mezcla de las yemas junto con el merengue, batir con un batidor de globo con movimientos envolvente para no quitar el aire. En el molde para torta, coloca papel pergamino para que no se pegue, llevar al horno a baño de maría, durante 60 minutos, retira del horno y quita el papel aún caliente para que sea más fácil.

Es buena que sepas que este bizcocho suele bajar un poco su altura a medida que se va enfriando. Pero sin duda es un pastel super esponjoso y delicioso a la hora de acompañarlo con un poco de crema para batir o chocolate. Espero lo disfrutes.

Más Noticias