4 ejercicios de yoga para aliviar fácilmente los dolores de espalda

El yoga es una práctica sumamente rica para despedirse del estrés y la ansiedad, ¿pero sabías que también te permite realizar estiramiento y así, combatir el dolor de espalda? A continuación, te presentamos 4 ejercicios infalibles, súper fáciles y rápidos.

El yoga es una de las actividades más practicas para mejorar y/o mantener la salud física. Se trata de una práctica que permite obtener fuerza, flexibilidad, coordinación e incluso, bienestar mental. Hoy te mostramos 4 ejercicios ideales para combatir el dolor de espalda.

El triángulo: se realiza de pie; sirve para estirar las caderas, los isquiotibiales, las pantorrillas, el pecho, los hombros y la columna vertebral. También es ideal para fortalecer las rodillas, los cuádriceps y los tobillos.

Cómo realizarlo: ponte de pie sobre tu esterilla. Levanta los brazos paralelos al suelo y mantén las palmas hacia abajo. Mira tu pie derecho e inclínalo hacia el frente; el pie izquierdo debe estar en un ángulo de 90 grados hacia la derecha. Ambos tacones están alineados entre sí.  Respira hondo mientras mueves la pierna derecha. Exhala y extiende tu torso sobre tu pierna derecha, doblando desde la articulación de la cadera. Gira el torso hacia la izquierda y apoya la mano derecha sobre la espinilla derecha, el tobillo o el suelo en la parte externa del pie derecho. Lleva tu brazo izquierdo hacia el techo y asegúrate de que ambos hombros estén en línea. Mantén tu cabeza en una posición media mirando suavemente hacia su mano izquierda. Repite hacia el otro lado.

Postura de yoga: el triángulo.

El niño: sirve para abrir los hombros y se puede usar para descansar entre posturas más difíciles. 

Cómo realizarlo: comienza en posición de mesa. Junta tus dedos gordos. Luego siéntate sobre tus talones y pon tu torso sobre tus muslos. Coloca los brazos rectos frente a ti con las palmas hacia el suelo.

Postura de yoga: el niño.

El gato y la vaca: puede ser una forma entretenida de calentar la columna vertebral. Es excelente para la curva de la espalda y liberar el estrés.

Cómo realizarlo: comienza en la posición de la mesa con las manos debajo de los hombros y las rodillas debajo de las caderas. Tu columna vertebral y tu cabeza comenzarán en una posición neutral. Inhala. Exhala y empieza con el gato: mueve la columna hacia el techo y suelta suavemente la cabeza hacia el suelo. 

Inhala y empieza con la vaca, es decir, levanta el pecho, la cabeza y el trasero hasta el techo y ten cuidado de no forzar demasiado el cuello. En lugar de mantener cada pose entre cinco y diez respiraciones, varía entre estas dos posiciones entre cinco y diez veces a tu ritmo.

Postura de yoga: el gato y la vaca.

El perro hacia abajo: es un excelente ejercicio matutino. Estirarás los hombros, los isquiotibiales y las pantorrillas, así como los arcos de tus pies. La postura también ayuda a fortalecer los hombros y la parte superior de la espalda. Además, al doblarse para que el corazón esté sobre la cabeza, aumentará el flujo de sangre que fluye hacia el cerebro.

Cómo realizarlo: comienza en posición de mesa con las manos debajo de los hombros y las rodillas debajo de las caderas. Inhala. Exhala y levanta las rodillas del suelo, colocando el trasero hacia el techo. Contrae los muslos. Lleva los talones al suelo y estira las rodillas tanto como puedas sin encerrarlas. Presiona las yemas de los dedos y mantén la cabeza entre los brazos.

Postura de yoga: el perro hacia abajo.

Maria Laura Lago

Locutora Integral de Radio y Televisión egresada en el Instituto Eter Estudiante de la Tecnicatura en Periodismo Digital en la Universidad Nacional de Mar del Plata Community Manager Docente en Nivel Secundario+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias