En menos de 30 minutos, prepara una sencilla y deliciosa pizza de calabacín

¿Quieres pizza, pero por la dieta, no puedes comer la que tanto te gusta? ¡Basta de eso! Aprende el paso a paso para hacer una rica, fácil y saludable pizza a base calabacines en menos de 30 minutos. La amarás.

El cuidado en la alimentación no significa morir de hambre. La pizza es una de las tantas comidas rápidas que todos amamos, pero que por la dieta casi no podemos consumir. Aún así, te traemos una solución fácil, rápida y saludable (además de muy rica) que te dejará boquiabierto.

Es posible comer rico y sano incorporando vegetales en todos los platos, y esta tentadora pizza de calabacines es la mejor alternativa porque casi no tienen calorías. Este tipo de verduras es fuente de vitaminas A, C y B3. También posee una importante cantidad de minerales, como hierro, calcio, potasio y magnesio. 

Haz pizza a base de calabacines en cuestión de minutos.

Ingredientes

Decora tu pizza de calabacín con los ingredientes que más te gusten.

Pasos

  1. Lava el calabacín y rállalo. Si tienes tiempo déjalo escurrir durante 15 minutos en un colador, haciéndole fuerza con un tenedor de vez en cuando para quitarle la mayor parte del agua posible. Si no dispones de tiempo, no importa, coloca el calabacín en un escurridor y con un tenedor haz fuerza y poco a poco ve quitándole todo el agua.
  2. Lava un tomate y córtalo en rodajas, reserva. Igualmente lava las hojas de albahaca.
  3. En un recipiente mezcla el calabacín, el huevo, la harina, media taza de queso mozzarella, una pizca de levadura y la sal. La masa que acabas de hacer va a ser la base de tu pizza.
  4. En una bandeja para horno, esparce un poquito de harina y con un rodillo extiende la masa a modo de base de pizza.
  5. Coloca varias rodajas de tomate sobre la pizza y el resto de queso y mete al horno a 200°C durante 20 minutos.
  6. Al sacarla del horno, coloca un puñado de hojas de albahaca y lista tu pizza de calabacín.

Más Noticias