Combate el frío y las gripes con esta milagroso sopa de ajo ¡En solo 15 minutos!

La época de frío es la mejor para la cocina: preparaciones abundantes, calientes y sabrosas llegan a las mesas de cada familia. En este caso, prepararemos sopa de ajo en solo 15 minutos, una delicia al paladar e ideal incluso para combatir las gripes. 

Llegan los meses de mayor frío y el cuerpo nos pide recetas de sopas. Son fáciles de preparar, rápidas, ricas y muy versátiles, ¡puedes agregarles lo que más te guste! 

Hoy prepararemos sopa de ajo, una preparación famosa de la gastronomía española, también conocida como 'sopa castellana'. No solo es buena para sentir el cuerpo caliente, sino también para combatir las gripes. ¡Un remedio delicioso y natural en solo 15 minutos!

Deliciosa sopa de ajo en 15 minutos.

Ingredientes

Preparación de las sopas de ajo

  1. Pelamos y fileteamos los ajos, no es necesario que sean muy finos.
  2. El ajo debe dar olor y también proporcionar la emulsión entre el agua y el aceite para que la sopa sea excelente. Reservamos en un cuenco.
  3. Elegimos una cazuela grande, calentamos el aceite en el fondo e introducimos el ajo.
  4. Salteamos hasta que comiencen a coger un color dorado.
  5. Añadimos también el jamón cortado en trozos pequeños. Removemos con una cuchara de madera de manera envolvente hasta juntar bien los sabores.
  6. Cuando los ajos tengan un color miel tostado añadimos 6 rebanadas de pan duro y les damos unas vueltas. Retiramos la cazuela del fuego y espolvoreamos con el pimentón dulce.
Sopa de ajo.

Cocción

  1. Removemos todo bien y que se junte el aceite con los ajos, el jamón, el pan duro y el pimentón.
  2. Volvemos a colocar la cazuela al fuego y añadimos el caldo o agua. Depende del tamaño de la cazuela, pero con 3 litros llega.
  3. El caldo debe estar siempre bajito porque el truco de esta sopa es que el agua o el caldo nunca rompa a hervir durante el proceso de cocción.
  4. Rehogamos todo durante 2-3 minutos más y sin dejar de remover agregamos el caldo de carne.
  5. Cocemos a fuego moderado durante unos 20 minutos, en ese tiempo no hace falta remover la sopa.
  6. Pasados los 20 minutos añadimos el resto del pan, las otras 6 rebanadas que previamente hemos tostado con un poco de aceite de oliva virgen extra.
  7. Colocamos en la superficie y las dejamos flotar hasta que se ablanden.
  8. Añadimos sal y pimienta negra recién molida.
  9. Probamos el caldo antes de añadir la sal puesto que dependiendo de la cantidad de jamón y lo salado que sea puede que no sea necesario.

Presentación final

  1. Rompemos los huevos y los echamos a la sopa. Generalmente es uno por comensal.
  2. Dejamos cuajar durante 2-3 minutos. Otra opción es la de separar las claras de las yemas y añadir sólo las claras a la sopa.
  3. La yema la ponemos después en cada plato, se cocina con el calor de la sopa. Cuando añadimos la sopa al cuenco la yema se mezcla con la sopa y queda deliciosa.
  4. Servimos muy caliente en un cuenco o si tenemos en cazuelas de barro. También puedes añadir jamón, chorizo, tocino frito, etc., según tus gustos y los de la familia.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias