Alta cocina: Prepara el helado más cremoso del mundo sin máquina

Degustar un helado de vainilla es una de las cosas más simples y deliciosas del mundo pues te permite descubrir sabores y texturas que siempre representan una delicia para el paladar.

Muchas veces no queremos salir de casa o los helados comerciales tienen un costo elevado y la solución es preparar este postre divino en nuestros hogares y, en esta oportunidad, y para todos los que no tienen máquinas para hacer helados, te dejamos esta sencilla receta que permitirá que logres adentrarte en los placeres de comer helado.

El helado es una de las opciones más deliciosas para superar los días calurosos.

¿Qué necesitas?

¿Cómo lo haces?

Paso 1: Bate las claras de huevo con el azúcar, la sal y la vainilla hasta que tenga una consistencia cremosa, pálida y amarillenta. En este momento agrega la crema de leche y la leche evaporada de forma constante y poco a poco.

Paso 2: Luego de que los ingredientes están perfectamente mezclados, debes congelar la preparación, teniendo especial cuidado en causar un impacto de frío rápido para que no se cristalicen los elementos líquidos y así, obtener la textura cremosa característica de la preparación.

Para lograr este choque de frío, utiliza las cubetas de hielo, toma la mezcla del helado y ve colocándola sobre las cubetas de hielo en tu heladera para que así alcance rápidamente la temperatura ideal.

Desde luego que la presentación no será la tradicional, sin embargo podrás procesar los cubos de helado para luego colocarlos otro tanto en el congelador y servir las esferas de sabor que tanto gustan.

Más Noticias