Secreto asiático: Descubre como tener un cutis perfecto con las mascarillas coreanas ¡Natural!

¿Cuantas no desearían tener el cutis perfecto de las asiáticas? Esa piel lisa y de porcelana, se debe a los cuidados que desde los 14 años comienzan a tener con su piel. 

La belleza coreana tiene un estándar de cara perfectamente ovalada. Muchas personas en corea se someten a cirugía de doble párpado (blefaroplastia) que hace que el ojo se vea más grande, que también es parte de esa belleza estandarizada de la cultura coreana. 

Asimismo, el cuidado de la piel para las mujeres coreanas es un acto obligatorio, gracias a que, para sus estándares de belleza, una cara pálida y super blanca es lo perfecto. Es lógico que cuenten con un régimen desmaquillante diario.

Mascarillas coreanas

Entonces... ¿Cómo eliminan completamente el maquillaje del rostro? Con el uso de limpiadores a base de agua, exfoliación, tonificación. A su vez, aplican cremas hidratantes, sueros, cremas para los ojos.  

Por ello cuentan con un cutis impecable. Si tú que lees esto, quieres tener un rostro limpio y terso, como el de las mujeres coreanas. No puedes dejar de probar estas mascarillas coreanas caseras

Lava tu rostro con agua de arroz

Mascarilla de agua de arroz: enjuaga el arroz tres veces. Luego déjalo remojando unos 10 minutos. Usa el agua del remojo final y lava tu rostro, déjala unos minutos y luego puedes retirar con agua normal. Esta mascarilla ayuda a mantener tu cara limpia y sin manchas, haciendo que tu rostro se vea luminoso. Combate el acné.

Mascarilla coreana de harina para aclarar el cutis: mezcla en un recipiente un poco de harina, leche y miel, tiene que quedar una pasta. Está la aplicas en tu rostro durante 15 minutos y listo. Esta mascarilla ayuda a aclarar el cutis, reduce la grasa del rostro y elimina la piel muerta.

Mascarilla de té verde: solo necesitas hacerte un té verde, dejarlo enfriar y lavar tu rostro un par de veces con el té, limpiar con agua al finalizar. Te ayuda a liberar impurezas del rostro, ayudando así a aclararla y cerrar los poros.

Usa la mascarilla coreana de harina, leche y miel

Te sugerimos usar las mascarillas de agua de arroz y té verde todos los días para lavar tu rostro, la de harina con leche y miel, por lo menos dos o tres veces por semana. Así luces un rostro fresco desde la primera aplicación. ¡Anímate a probarlas!

Más Noticias