Reconoce tu subtono de piel para la base de makeup perfecta ¡No te equivoques más!

Si hay una situación complicada en la vida de una mujer, se da a la hora de comprar maquillaje. Elegir la base correcta para nuestro cutis puede ser de vida o muerte. Aquí te mostramos cómo reconocer tu subtono de piel para el make up perfecto.

Comprar una base de maquillaje y luego no utilizarla es muy común; ¿cuál es el problema? no se ajustaba a tu piel. Aquella base que parecía perfecta no lo era: te la aplicas en tu casa y resulta más oscura o clara de lo que imaginabas. ¿Y ahora qué hacemos?

Para no equivocarte más en las compras, debes reconocer tu subtono de piel: son aquellos matices de colores que subyacen a tu color de piel, escondidos, pero que si no los conoces te pueden jugar una mala pasada.

Compra el maquillaje perfecto conociendo tu subtono de piel.

Podríamos decir que en términos generales existen 3 tonos de piel: cálido, frío y neutro,  aunque en muchas ocasiones las características se pueden presentar mezcladas. Cada uno de ellos presenta unas características específicas, sobretodo los dos primeros, que condicionan el resultado del maquillaje.

Las pieles con tonos cálidos presentan subtonos dorados, amarillos y/o naranjas. Por lo que respecta a los tonos fríos, la piel presenta subtonos azules, violáceos, rojos y rosados. En el caso de las tonalidades neutras se presentan subtonos presentes en las dos categorías anteriores.

Subtonos de la piel.

Para reconocer tu subtono de piel es necesario observar con luz natural el color de tus venas en la cara interna de la muñeca. Si predominan los tonos verdosos probablemente tengas tonos cálidos; en cambio, si predominan los tonos azulados, probablemente tengas tonos fríos.

Si la información resultante no es clara, opta por probar con la respuesta de tu piel frente a los diferentes colores. Si objetivamente te quedan mejor las joyas de oro que las de plata, tu tono de piel es cálido, y si te favorece más la plata que el oro, probablemente tu tono de piel sea frío.

En el caso de que no te veas representada en ninguno de los dos tipos, probablemente presentes características de los dos, es decir, te favorecen los colores de ambas categorías y se simplifica mucho la elección de la base de maquillaje.

Ahora, ¿dónde probar el maquillaje? Debes hacerlo en la zona donde va a ser aplicado para poder valorar si realmente el color es el que más te favorece. En concreto, es mejor probarlo en la mandíbula ya que es una zona que no suele presentar discromías y es la barrera entre el rostro y el cuello. Con estos trucos sencillos, dirás adiós a la pérdida de dinero con compras innecesarias.

Maria Laura Lago

Locutora Integral de Radio y Televisión egresada en el Instituto Eter Estudiante de la Tecnicatura en Periodismo Digital en la Universidad Nacional de Mar del Plata Community Manager Docente en Nivel Secundario+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias