¿Quieres adelgazar el rostro? Aprende cómo hacerlo con estos sencillos trucos ¡Funciona!

Al igual que con el cuerpo, tal vez estés pensando en querer adelgazar tu rostro, para que este se vea más estilizado. Para tu sorpresa no solo existen ejercicios y rutinas para bajar de peso, también los hay para reducir tu papada, sigue estos trucos y te sorprenderás.

El ejercicio y la buena alimentación es fundamental para tener resultados exitosos, pero además, hay muchos tips especiales para esta zona. El rostro cambia cuando subimos de peso y cuando bajamos, no siempre sigue el mismo ritmo que el resto del cuerpo.

¡Luce bella!

Reduce las calorías: Ya lo dijimos, una buena alimentación es el pilar para conseguir resultados exitosos. Deshazte de todos las grasas saturadas, el azúcar y la comida frita, que de por si no son buenas para nuestra salud.

Bebe mucha agua: El agua ayuda a eliminar toxinas y la grasa acumulada en nuestro rostro. Asimismo, este líquido te hará lucir una piel más joven y bonita.

Hazte masajes: Así como leíste, puedes hacerte masajes en la cara, solo coloca aceite de almendra en tus dedos para que no se irrite la dermis y empiezas dándote pequeños pellizcos desde el mentón hasta el lóbulo de las orejas.

Ejercicios en el rostro: Algunos de los ejercicios que puedes hacer son: abrir la boca lo más que puedas y ciérrala, haz esto 10 veces; Mueve los labios cerrados tantas veces como puedas; haz como que das un beso y posteriormente sonríe sin despegar los labios, al menos unas 15 veces. Así como estos ejercicios, hay muchos más que pueden ayudarte.

¡Luce hermosa!

Disimula la cara redonda: Como estos resultados se tomarán su tiempo, puedes recurrir a ciertos trucos de maquillaje o de peinados. Por ejemplo, no uses el cabello muy pegado a tu rostro, ni uses rubor en las mejillas.

Usa mascarillas faciales: Consiente a tu rostro y al igual que los masajes, aplica estos productos dándote masajes suaves y firmes, los mejores son los que estas hechos con productos naturales.

Cómo pudiste leer, es bastante viable reducir la papada, solo tienes que llevar una rutina diaria y aplicar unos cambios sencillos a tus hábitos. Lo más importante es que consultes con tu médico para que puedas modificar tu dieta de acuerdo a tus necesidades, sin afectarte a ti mismo.

Más Noticias