Milagroso: Mira por qué debes aplicar la papa cruda en el rostro 1 vez a la semana

La mascarilla de papa es una de las maneras más naturales y saludables que existen para cuidar e hidratar nuestro cutis. Sus altas propiedades como vitaminas, minerales y flavonoides que posee este tubérculo garantizan una piel radiante, eliminando las manchas y todas esas imperfecciones que afean el rostro.

Si deseas corregir esas imperfecciones de tu rostro, combatiendo de manera natural esas horribles manchas e imperfecciones en tu cara ¿Qué esperas para preparar esta mascarilla de papa casera? Aquí te decimos cómo hacerlo.

La papa además de ser utilizado como ingrediente en algunas recetas de nuestra comida, es muy buena para matizar el tono de la piel, aclarando las manchas y desinflamando las bolsas en los ojos causados por las pocas horas de sueño.

Prepara esta mascarilla de papas y tu piel lo agradecerá

Propiedades que la papa brinda a la piel

Las vitaminas C, B1, B3 y B6 que contiene la papa sumado a otros ricos minerales, son generadores de nutrientes que ayudan a desintoxicar nuestra piel mediante la aplicación de una mascarilla natural, la cual se debe aplicar de manera constante según el tipo de piel que tengas.

Algunos especialistas de la belleza, consideran que otra de las propiedades de la papa son sus efectos antiinflamatorios, sus enzimas y el ser una buena alternativa para combatir la aparición de las arrugas y nutriendo e hidratando la piel de manera eficaz y natural.

Mascarilla de papa el mejor aliado de la piel

La papa se ha convertido en los últimos tiempos el mejor aliado de la mujer, hasta el punto de incorporarla en la rutina de la belleza de muchas mujeres. Palpando sus beneficios con algunas de las recetas básicas de mascarillas de papa casera.

Prepara esta mascarilla de papas y tu piel lo agradecerá

La primera mascarilla que sugieren los especialistas consiste en rallar toda la papa hasta que ésta empiece a liberar su jugo, luego agrégale una cucharada de leche, se mezcla y dejas reposar durante 5 minutos. Es importante que recuerdes que éste líquido, solo puede estar refrigerado hasta 5 días.

Una vez lista la mezcla, aplica la mascarilla con ayuda de un algodón sobre tu rostro limpio y seco. Deja actuar por 20 minutos y luego enjuaga con abundante agua tibia.

Mascarilla de papa para piel mixta-grasa

Para este tipo de piel, debes rallar una papa grande o puedes triturarla hasta que libere el jugo (recuerda que la papa debe estar cruda). Luego agrega una cucharada de miel al jugo de la papa, mezcla y crea una masa.

Unta esta mascarilla en tu rostro y deja actuar por 15 minutos y luego enjuaga con agua tibia. Como truco final, coloca en un trapo un trozo de hielo y pásalo sobre tu rostro para cerrar tus poros.

Para piel: La papa es lo mejor

Si tu piel es demasiado seca, lo ideal es rallar una papa grande y cruda de la que saldrá su propio jugo. En un envase, vierte el jugo de la papa y añade una cucharada de yogur natural mezcla hasta lograr una crema homogénea.

Aplica en tu rostro limpio y seco y deja reposar durante 15 minutos. Enjuaga con agua tibia y pasa un hielo envuelto en un paño por tu cara o con un algodón para no lastimar tu piel.

De esta manera lograrás cerrar los poros y refrescar tu rostro.

Más Noticias