Maskné: Descubre cómo tratar el acné producido por el uso de mascarillas contra el contagio del Covid-19

El uso contante de las mascarillas que previenen el contagio del coronavirus, obstruyen los poros y no permiten que la piel respire libremente, provocando en muchos casos la aparición de acné.

Tras meses en confinamiento o con medidas preventivas para evitar que la crisis de salud mundial tenga un mayor impacto en la población, muchas personas empiezan a desarrollar afecciones en la piel del rostro, y muchas jamás habían padecido de acné.

Esta afección es común en atletas, médicos y enfermeras.

El término técnico es “acné mecánico”, producido por la fricción de una superficie con la piel del rostro.

La doctora Mar Mira, especialista en medicina estética y nutrición y cofundadora de la clínica Mira+Cueto, en Madrid, España, explica que "en realidad es un acné común que puede darse en personas que nunca lo tuvieron. La mascarilla va a ser fundamental para protegernos y tenemos que convivir con ella, pero nuestra piel no está habituada a ella y este es uno de sus efectos”.

También explica con detenimiento por qué ocurre la aparición de esta afección que también ataca a deportistas, médicos y enfermeras.

"Hay una oclusión y un rozamiento, y si se añade el calor y el sudor, lógicamente el poro no está tan oxigenado y hay más capacidad de infección por las propias bacterias que tenemos en la piel", indicó la especialista.

Para prevenir y mejorar la afección la doctora Mira sugiere:

"Es preferible que, si es posible, la piel descanse un poco de la mascarilla. También hay que tener muy en cuenta la limpieza frecuente de la mascarilla si es de algodón, y si usamos una sintética es preferible que sea de uso diario para que no acumule sudor o bacterias que empeoren el problema. De lo contrario, estarás colocando toda esa suciedad constantemente sobre tu piel".

Además explica que la rutina de limpieza es clave para poder mejorar la afección y evitar que aparezca.

La piel hay que limpiarla "más a conciencia", en las noches y en las mañanas con productos no irritantes y sin jabón. "Hay que dejar de utilizar principios activos y usar en cambio cremas de textura ligera que no sean demasiado grasas y que tengan el ph adecuado para la piel", destacó.

Con Información de la BBC.

Más Noticias