Estos son los mayores peligros de usar pestañas postizas ¡Puedes perder las tuyas!

Para vernos más bonitas, podemos llegar a hacer de todo. Lamentablemente, estos riesgos traen consecuencias si no tenemos algún límite. Es el caso de las pestañas postizas: más las utilices, más daños pueden llegar a hacerte en la piel.

Usar pestañas postizas resaltan los ojos y permite dar una mejor imagen al rostro. Es uno de los tantos métodos utilizados actualmente para embellecer a la mujer, aunque sabemos que no hace falta. Es el gusto de cada uno.

Sin embargo, existen algunos riesgos si no se realiza el cuidado adecuado, sobre todo si se abusa de la colocación de la mismas. Por supuesto, recomendamos las manos de un profesional. ¿Sabías que hasta puedes perder tus pestañas naturales?

Cuáles son los peligros de las pestañas postizas.

Infecciones de la córnea y parpados:

Mientras más grave sea la infección, las bacterias pueden penetrar en las partes más profundas del interior del ojo y crear condiciones que amenazan la vista, de manera que pueden producir un daño mayor prolongado en la visión.

Pérdida temporal y permanente de las pestañas:

Más allá de los estético, no tener pestañas puede ser un grave problema para la salud de los ojos. Estas desempeñan un papel protector pues son las encargadas de evitar que muchas partículas lleguen al interior de los ojos.

No abuses del uso de pestañas postizas.

Hinchazón de los párpados y daños en la conjuntiva:

Las alergias y afecciones en la conjuntiva pueden causar el impulso constante de rascar los ojos, lo cual puede producir lesiones en la córnea que terminan por dañar la visión.

Es de suma importancia tomar en cuenta estos riesgos y algunas precauciones, como acudir a un establecimiento especializado de estética. El profesional debe garantizar la técnica e higiene adecuada. Por último, pero no menos importantes, ¡no utilices con frecuencia pestañas postizas!

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias