¿Callos en los pies? Eliminarlos con cebolla, ajo, vinagre o bicarbonato

Las callosidades en los pies salen por el uso en exceso de calzados muy ajustados o por caminar descalza.

Las callosidades en los pies salen por el uso en exceso de calzados muy ajustados o por caminar descalza.

Suelen endurecer una parte de la piel de los pies, que a veces se torna amarillenta y causa mucho dolor si no recibe tratamiento.

¡Pero tranquila! Mira estas recetas con cuatro ingredientes naturales que te ayudarán a combatirlos.

Cebolla: Corta una mitad y pásala por el área afectada, hasta que veas que los jugos son absorbidos por la piel.  Debes repetir esto todas las noches, no es necesario que te enjuagues los pies.

Ajo: Tritura suficiente ajo para cubrir la zona con el callo.  Aplícala y cúbrela con una venda. Deja actual toda la noche.

Vinagre blanco: El vinagre blanco suaviza la piel.  Prepara una emulsión con una parte de vinagre y tres de agua.  remoja los pies por unos 20 minutos.

Luego ponte una medias y deja actuar toda la noche.  Al día siguiente exfolia con una piedra pómez y humecta.

Bicarbonato de sodio:  En un recipiente con agua agrega 2 o 3 cucharadas de bicarbonato de sodio. Sumerge los pies durante 20 minutos. Seca  muy bien y con ayuda de la piedra pómez para eliminar toda la piel muerta.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias