3 mascarillas con aspirina para una piel perfecta ¡Una para cada tipo!

La aspirina tiene entre sus componentes el ácido salicílico que ayuda a aliviar la hinchazón y a secar los puntos negros inflamados, por lo que te librará del molesto acné para siempre. 

Por:

La aspirina es uno de los medicamentos más comunes del mundo y también más económicos y asequibles del mercado. 

Sirve entre otras cosas para aliviar las migrañas y además para reducir inflaciones y bajar los cuadro febriles en adultos y niños.

También se usa para mejorar la circulación sanguínea, gracias a su acción anticuagulante, por lo que algunos médicos lo recomiendan para el tratamiento de enfermedades coronarias crónicas. 

Sin embargo, la aspirina también es una aliada indiscutible para nuestra rutina de belleza y para tener de una vez por todas una piel perfecta. 

Mira estas 3 mascarillas, diseñadas para cada tipo de piel ¡Fáciles de hacer y económicas!

Nota: Las sugerencias publicadas en nuestra página de ninguna manera sustituyen la opinión de un profesional en medicina. Antes de poner en práctica alguno de nuestros consejos, es recomendable pedir la opinión de un especialista.
 

Para piel grasa

Mezcla hasta formar una pasta: 8 aspirinas, 4 cucharadas de agua (60 ml), 2 gotas de aceite de árbol de té y 2 gotas de aceite de oliva virgen extra.  Puedes aplicarla una vez a la semana sobre el rostro seco y limpio, deja actuar hasta que se seque y retira con abundante agua. 

Para piel seca

Necesitarás: 10 aspirinas sin revestimiento, 5 cucharadas de agua (75 ml) y una cucharadita de aceite de oliva virgen extra (5 gr).  La preparación y aplicación son la misma que en la mascarilla anterior, sólo que esta la retirarás con agua tibia.

Para piel mixta

Necesitarás: 10 aspirinas sin recubrimiento, 2 cucharadas de miel (50 g) y 2 cucharadas de gel de aloe vera (30 g).

Preparación

En un envase vierte la miel y el aloe y mézclalos con una cuchara.

Aparte, pulveriza las aspirinas. Añade el polvo a la mezcla anterior, y coloca un poco de agua y vuelve a mezclar todo hasta integrar. También podrías procesarlo todo con una batidora o la licuadora. Aplica durante unos minutos sobre el rostro limpio y seco y enjuaga.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias