3 buenos hábitos para tener un vientre más plano y sin tanto sacrificio

Tener un vientre plano no es una misión imposible, y depende mucho también de cómo comas y qué cantidad de actividad física hagas.  Lee algunos buenos hábitos que pueden ayudarte a tenerlo.

Tener un vientre plano no es una misión imposible, y depende mucho también de cómo comas y qué cantidad de actividad física hagas.  Lee algunos buenos hábitos que pueden ayudarte a tenerlo.

La idea es que sin tanto esfuerzo, puedas romper con algunas rutinas que son muy dañinas para el cuerpo humano, entre ellas el sedentarismo y el exceso en el consumo de sal y aliementos procesados. 

1. Dile no a las frituras

Las frituras y los alimentos procesados son de los alimentos más dañinos y que contribuyen a acumular grasas sobre todo alrededor del abdomen. 

Disminuirlas al máximo de tu dieta puede marcar la diferencia entre esas tripitas y grasa a los lados, y un vientre más plano y tonificado. 

También sustituye algunos alimentos súper procesados como harinas refinadas, por otros carbohidratos como arroz o quinua, más altos en fibra.

2. Come despacio

Aunque no lo creas masticar bien los alimentos contribuye al mantenimiento del peso corporal.  Así que, deja de un lado la tablet y el celular, y concéntrate en masticar bien cada bocado, para que ayudes a tu organismo a absorber mayor cantidad de nutrientes y fibra. 

3. Practica algún deporte

No tienes que matarte en un gimnasio si no lo quieres, no se trata de eso.  Puedes practicar algún deporte o actividad física de bajo impacto como el yoga. 

Algunos aeróbicos que puedes hacer en casa, así como subir y bajar escaleras, también pueden contribuir a que quemes mayor cantidad de esa molesta grasa localizada.

Más Noticias